El cáncer de colon se desarrolla debido a que la mucosa del colon, contenida en un pólipo existente, evoluciona por diferentes causas hasta convertirse en un tumor maligno. Normalmente las células malignas se localizan en la porción intermedia y más larga del intestino grueso.

El cáncer de colon puede crecer de tres formas:

  • Crecimiento local:
    En este caso el tumor invade profundamente todas las capas de la pared del tubo digestivo. En primer lugar, el tumor maligno crece desde la mucosa, se expande por la serosa y llega a las capas musculares. En el momento que el cáncer traspasa la pared del intestino puede diseminarse a todos los órganos.
  • Diseminación linfática:
    Cuando el tumor va profundizando en la pared del intestino puede llegar a los órganos utilizando la red de vasos linfáticos que permiten el acceso a múltiples regiones ganglionares. Una de las características de esta difusión es que se realiza de forma ordenada alcanzando primero a los ganglios cercanos hasta llegar a los más alejados.
  • Diseminación hematógena:
    Aquí el tumor se sirve del torrente sanguíneo para diseminar las células cancerígenas al hígado, los pulmones, los huesos y el cerebro, principalmente.

Entre los síntomas del cáncer de colon están:

  • Cambios en el ritmo intestinal
  • Sangre en las heces
  • Dolor o molestia abdominal
  • Pérdida de peso sin causa aparente, pérdida de apetito y cansancio constante

Si tienes dudas sobre esta enfermedad o padeces algún síntoma, puedes consultar con la Dra. Hellen Agurto, médico gastroenterólogo especialista en cáncer de colon.



Consulta Ahora