¿Qué es el balón intragástrico?

El balón intragástrico es un tratamiento endoscópico utilizado contra el sobrepeso y la obesidad. La obesidad es una enfermedad que depende de varios factores y su tratamiento debe efectuarse desde un enfoque multidisciplinar.

¿Cómo se coloca el balón intragástrico?

La colocación del balón no se realiza con una intervención quirúrgica: el balón se introduce por la boca, mediante endoscopia. El procedimiento dura apenas 20 minutos y no se realizan incisiones ni cicatrices externas. El paciente puede regresar a su casa el mismo día de la intervención.

Ventajas del balón intragástrico:

El balón intragástrico ofrece distintas ventajas frente a otros tratamientos contra la obesidad y el sobrepeso, entre las que destacan:

  • Sin incisiones ni cicatrices externas, poco invasiva.
  • Intervención rápida (1 hora) y con todas las garantías.
  • Postoperatorio menos doloroso y sin ingreso.
  • Es reversible, el Balón intragástrico se retira a los 6/7 meses de tratamiento aproximadamente.

Beneficios del tratamiento de balón intragástrico

El sobrepeso y la obesidad pueden comportar un riesgo para la salud, tanto física como psicológica, de los pacientes. La pérdida de peso conseguida mediante el balón intragástrico conlleva múltiples beneficios, entre los que destacan:

Beneficios físicos

  • Reducción de la presión arterial alta
  • Control de la diabetes
  • Reducción del riesgo de sufrir enfermedades coronarias
  • Reducción de los niveles de colesterol
  • Disminución o desaparición de los dolores musculares

Beneficios psicológicos

  • Más seguridad y confianza
  • Mayor autoestima
  • Disminución de la ansiedad
  • Mejora de las relaciones sociales

Para mayor información de este procedimiento, puedes consultar directamente con la Dra. Hellen Agurto, médico gastroenterólogo desde el formulario de esta página.



Consulta Ahora