La vacunación es una de las estrategias usadas para prevenir la infección por hepatitis. Existen vacunas contra la hepatitis A y B. Existen vacunas candidatas efectivas para la prevención de hepatitis E. También se ha mostrado progreso en el desarrollo de vacunas candidatas contra la hepatitis C.

La hepatitis A y B son enfermedades graves del hígado que se pueden transmitir a través del contacto sexual con la persona infectada o a través de una aguja infectada con el uso de drogas, piercings o tatuajes. La hepatitis A también se puede transmitir a través de alimentos o desechos contaminados. Cualquier persona que haya tenido relaciones sexuales sin protección, varias parejas o un historial de infecciones transmitidas sexualmente corre riesgo de tener hepatitis y debe recibir la vacuna.

1Si tienes dudas sobre esta enfermedad o padeces algún síntoma, puedes consultar con la Dra. Hellen Agurto, médico gastroenterólogo especialista en endoscopía bariátrica.



Consulta Ahora