Es un procedimiento que consiste en introducir a través de la luz del ano, por medio de un anoscopio y con un dispositivo especial, colocando en las hemorroides que se encuentran dilatadas en el canal anal, unos cauchos que harán que la hemorroide disminuya el tamaño y por tanto el riesgo de lastimarse y producir un sangrado o de salirse a través del ano generándole inflamación e incomodidades.

Es un método alternativo a la cirugía (y que no la contraindica en caso de que llegue a necesitarse) en pacientes con hemorroides internas de mediano tamaño, procedimiento que tiene menores riesgos de complicación y permite una rápida recuperación cuando el tratamiento médico con dieta y medicamentos no ha funcionado adecuadamente.

Para mayor información de este procedimiento, puedes consultar directamente con la Dra. Hellen Agurto, médico gastroenterólogo desde el formulario de esta página.



Consulta Ahora